expand/collapse risk warning

El trading de productos financieros con apalancamiento implica un alto riesgo y no es apta para todos los inversores. Comprenda los CFD y evalúe su tolerancia al riesgo.

La inversión de productos financieros con margen conlleva un alto grado de riesgo y no es adecuado para todos los inversionistas. Por favor, asegúrese de comprender completamente los riesgos y tome las precauciones adecuadas para gestionar su riesgo.

Su capital está en riesgo.

Terminología Trading

Cartera meaning: comprender lo que significa en el comercio

RNS image representation with workers reading the news

En el mundo del trading, el éxito a menudo depende de un delicado equilibrio entre riesgo y recompensa. Los comerciantes buscan constantemente estrategias que puedan maximizar sus ganancias y minimizar las pérdidas potenciales. Una herramienta poderosa que les ayuda en este esfuerzo es el concepto de cartera.

Así como un artista selecciona cuidadosamente una colección de sus mejores obras, un comerciante reúne estratégicamente un conjunto diverso de inversiones, conocido como cartera, para navegar por los impredecibles mares de las finanzas. mercados. Pero, ¿cuál es exactamente el significado de cartera y por qué se considera un aspecto esencial de la gestión de inversiones?

Definición de cartera (financiera)

En finanzas, una cartera se refiere a una colección o combinación de activos financieros en poder de un individuo, organización o fondo de inversión. Por lo general, incluye varios tipos de inversiones, como acciones, bonos, fondos mutuos, fondos cotizados en bolsa (ETFs), equivalentes de efectivo y otros valores. El propósito de crear una cartera es lograr un objetivo de inversión específico, como la apreciación del capital, la generación de ingresos o la diversificación.

Al reunir una amplia gama de activos, los inversores pretenden gestionar el riesgo distribuyendo sus inversiones entre diferentes sectores, industrias, regiones geográficas y clases de activos. Esta diversificación ayuda a reducir el impacto potencial del desempeño de cualquier inversión en la cartera general.

Las carteras se construyen en función de la tolerancia al riesgo, los objetivos financieros y el horizonte temporal del inversor. Pueden gestionarse de forma activa, donde las decisiones de inversión se supervisan y ajustan periódicamente, o de forma pasiva, donde las inversiones se mantienen a largo plazo, a menudo reflejando un índice de mercado específico.

Aproveche la volatilidad en los mercados de acciones

Tome una posición sobre el movimiento de los precios de las acciones. Nunca pierdas una oportunidad.

Inscribirse

Cómo crear y gestionar una cartera

La creación y gestión de una cartera implica varios pasos y consideraciones. Aquí tienes una guía general:

  • Defina sus objetivos de inversión: comience por determinar sus objetivos de inversión, como la apreciación del capital, la generación de ingresos o una combinación de ambos. Considere su horizonte temporal, tolerancia al riesgo y necesidades financieras.
  • Evalúe su tolerancia al riesgo: comprenda su voluntad y capacidad para manejar las fluctuaciones en el valor de sus inversiones. Considere factores como su experiencia inversora, estabilidad financiera y obligaciones financieras futuras.
  • Determinar la asignación de activos: la asignación de activos implica decidir qué parte de su cartera debe asignarse a diferentes clases de activos, como acciones, bonos, efectivo y otras inversiones. Esta decisión se basa en su tolerancia al riesgo, objetivos de inversión y horizonte temporal. Una cartera bien diversificada normalmente incluye una combinación de diferentes clases de activos para distribuir el riesgo.
  • Investigar y seleccionar inversiones: realizar investigaciones exhaustivas sobre inversiones individuales dentro de cada clase de activos. Considere factores como el desempeño histórico, los fundamentos de la empresa, las perspectivas de la industria, la calidad de la gestión y cualquier estrategia o criterio de inversión específico que pueda tener. Puede invertir directamente en valores individuales o utilizar vehículos de inversión como fondos mutuos o ETF para obtener exposición a una gama más amplia de activos.
  • Monitorear y revisar: Supervise periódicamente el rendimiento de su cartera. Realice un seguimiento de sus inversiones, revise los estados financieros y manténgase actualizado sobre las tendencias del mercado. Considere utilizar herramientas de gestión de cartera en línea o trabajar con un asesor financiero para simplificar el proceso de seguimiento.
  • Reequilibrar periódicamente: con el tiempo, el rendimiento de diferentes inversiones dentro de su cartera puede hacer que su asignación de activos se desvíe de su objetivo deseado. Reequilibre periódicamente su cartera comprando o vendiendo activos para realinear sus tenencias con su asignación objetivo. Esto garantiza que mantendrá el nivel deseado de diversificación y exposición al riesgo.
  • Manténgase informado y adáptese: Manténgase informado sobre las tendencias económicas y del mercado, así como sobre cualquier cambio en sus circunstancias financieras. Ajuste su cartera según sea necesario para reflejar los cambios en sus objetivos de inversión, tolerancia al riesgo o condiciones del mercado.

Recuerde: crear y administrar una cartera es un proceso personalizado y es recomendable buscar asesoramiento financiero profesional si no está seguro acerca de ciertas decisiones de inversión o necesita ayuda para construir y mantener su cartera.

Tipos de cartera

Existen varios tipos de carteras que los inversores pueden considerar en función de sus objetivos de inversión, tolerancia al riesgo y preferencias. A continuación se muestran algunos tipos comunes:

Cartera de crecimiento
Una cartera de crecimiento se centra en la apreciación del capital invirtiendo en activos con alto potencial de crecimiento, como acciones de empresas que se espera experimenten un crecimiento significativo de las ganancias. Por lo general, incluye acciones orientadas al crecimiento, fondos mutuos de crecimiento agresivo y sectores como la tecnología o los mercados emergentes. Ejemplo: una cartera compuesta por acciones tecnológicas de alto crecimiento como Apple, Amazon y Google.
Cartera de ingresos
Una cartera de ingresos tiene como objetivo generar ingresos regulares a través de inversiones que proporcionen rendimientos estables o altos. Incluye activos como acciones que pagan dividendos, bonos, fideicomisos de inversión inmobiliaria (REITs) y fondos mutuos centrados en los ingresos. Ejemplo: una cartera que consta de acciones de dividendos de sectores como servicios públicos, bienes de consumo básico y bienes raíces.
Cartera equilibrada
Una cartera equilibrada busca una combinación de crecimiento e ingresos diversificándose entre clases de activos. Por lo general, incluye una combinación de acciones, bonos y equivalentes de efectivo. La asignación entre estas clases de activos se basa en el perfil de riesgo y los objetivos de inversión del inversor. Ejemplo: una cartera con una asignación del 60% a acciones, 30% a bonos y 10% a equivalentes de efectivo.
Cartera de valor
Una cartera de valor se centra en invertir en activos infravalorados que se negocian con un descuento en relación con su valor intrínseco. Los inversores que utilizan esta estrategia buscan capitalizar la posible apreciación de los precios a medida que el mercado reconoce el valor subyacente de estos activos. Ejemplo: una cartera compuesta por acciones de empresas con relaciones precio-beneficio bajas y métricas fundamentales sólidas.
Cartera específica del sector
Una cartera sectorial concentra inversiones en una industria o sector específico. Los inversores que creen firmemente en las perspectivas de crecimiento de un sector en particular pueden optar por este enfoque. Los ejemplos incluyen carteras centradas en tecnología, carteras de atención médica o carteras de energía.
Cartera de índice
Una cartera indexada, también conocida como cartera pasiva o cartera de fondos indexados, replica el desempeño de un índice de mercado específico, como el SPX500. Su objetivo es igualar el desempeño general del índice en lugar de seleccionar activamente inversiones individuales. Ejemplo: una cartera que consta de fondos indexados de bajo costo o ETFs que siguen un índice de mercado amplio.
Cartera gestionada por riesgo
Una cartera gestionada por riesgos emplea estrategias para mitigar los posibles riesgos a la baja y la volatilidad. Puede incluir inversiones como fondos de capital cubiertos, opciones o inversiones alternativas diseñadas para brindar protección contra las caídas. Ejemplo: una cartera que incorpora estrategias centradas en la volatilidad para limitar las pérdidas durante las caídas del mercado.

Cómo medir el riesgo de una cartera

Existen varias métricas y medidas comúnmente utilizadas para evaluar el riesgo de una cartera. Éstos son algunos de los métodos clave:

  1. Desviación estándar: La desviación estándar mide la volatilidad o variabilidad de los rendimientos. Cuantifica el grado en que los rendimientos de una cartera fluctúan alrededor del rendimiento promedio. Una desviación estándar más alta indica un mayor riesgo. Al comparar la desviación estándar de una cartera con la de un índice de referencia u otras carteras, se puede evaluar el riesgo relativo.
  2. Beta: Beta mide la sensibilidad de los rendimientos de una cartera a los cambios en el mercado general. Una beta de 1 indica que los rendimientos de la cartera se mueven en línea con el mercado, mientras que una beta mayor que 1 sugiere una volatilidad mayor que la del mercado y una beta menor que 1 indica una volatilidad menor. Una beta más alta implica un mayor riesgo sistemático.
  3. Valor en Riesgo (VaR): El VaR es una medida estadística que estima la pérdida potencial máxima que una cartera podría experimentar dentro de un nivel de confianza y un horizonte temporal específicos. Por ejemplo, un VaR del 95% de 100.000 dólares significa que hay un 5% de posibilidades de que la cartera pierda más de 100.000 dólares durante el período definido. El VaR proporciona un número único que representa el riesgo potencial de caída.
  4. Drawdown: La reducción mide la disminución del valor de la cartera desde su máximo hasta su mínimo durante un período específico. Indica la pérdida máxima que habría experimentado un inversor si hubiera entrado en la cartera en su valor máximo y salido en su punto más bajo. Una reducción mayor implica un mayor riesgo y una pérdida potencial.
  5. Ratio de Sharpe: El índice de Sharpe mide el rendimiento ajustado al riesgo de una cartera considerando tanto su rendimiento como su volatilidad. Calcula el exceso de rendimiento obtenido por unidad de riesgo (medido por la desviación estándar). Un índice de Sharpe más alto indica un mejor desempeño ajustado al riesgo.
  6. Error de seguimiento: El error de seguimiento cuantifica la divergencia en los rendimientos entre una cartera y su índice de referencia. Mide qué tan cerca la cartera sigue el desempeño del índice de referencia. Un mayor error de seguimiento implica un mayor riesgo activo.
  7. Pruebas de estrés: Las pruebas de estrés implican simular condiciones extremas del mercado para evaluar el desempeño de la cartera en escenarios adversos. Ayuda a identificar vulnerabilidades y pérdidas potenciales durante caídas del mercado o eventos específicos.

Es importante tener en cuenta que estas medidas de riesgo brindan diferentes perspectivas sobre el riesgo de la cartera y deben usarse junto con otros análisis y consideraciones. También es recomendable consultar con un profesional financiero o utilizar herramientas de gestión de cartera que puedan proporcionar un análisis de riesgo integral y ayudarle a evaluar el perfil de riesgo de su cartera.

Preguntas frecuentes

Q: ¿Qué es una cartera en finanzas?

A: En finanzas, una cartera se refiere a una colección o combinación de activos financieros, como acciones, bonos, fondos mutuos y otras inversiones. en poder de un individuo u organización.

Q: ¿Por qué es importante una cartera para invertir?

A: Es importante en la inversión porque permite a los inversores diversificar sus tenencias, gestionar el riesgo y perseguir sus objetivos financieros. Al distribuir las inversiones entre diferentes activos, sectores y regiones geográficas, una cartera puede reducir potencialmente el impacto del desempeño de cualquier inversión individual en la cartera general.

Q: ¿Cómo creo un portafolio?

A: Para crear uno, comience por definir sus objetivos de inversión, evaluar su tolerancia al riesgo y determinar su asignación de activos. Investigue y seleccione inversiones que se alineen con sus objetivos, monitoree el desempeño de su cartera, reequilibre periódicamente y manténgase informado sobre las tendencias del mercado y los cambios en sus circunstancias financieras.

Q: ¿Qué es la asignación de activos en una cartera?

A: La asignación de activos se refiere a la distribución de inversiones dentro de una cartera entre diferentes clases de activos, como acciones, bonos, equivalentes de efectivo y otros valores. . Implica determinar el porcentaje de asignación a cada clase de activos en función de la tolerancia al riesgo, los objetivos de inversión y el horizonte temporal del inversor.

Q: ¿Cómo puedo medir el rendimiento de mi cartera?

A: El rendimiento de la cartera se puede medir utilizando métricas como rendimientos generales, medidas ajustadas al riesgo como el índice de Sharpe y comparaciones con índices de referencia. Es importante considerar el plazo, el nivel de riesgo y los objetivos de inversión al evaluar el rendimiento de la cartera.

Q: ¿Debo gestionar activamente mi cartera o utilizar un enfoque pasivo?

A: La decisión entre gestión de cartera activa y pasiva depende de sus preferencias, experiencia en inversiones y compromiso de tiempo. La gestión activa implica tomar decisiones de inversión frecuentes, mientras que la gestión pasiva busca igualar el desempeño de un índice de mercado. Ambos enfoques tienen ventajas y desventajas, y los inversores pueden optar por combinar elementos de ambos en su cartera.

Q: ¿Con qué frecuencia debo revisar y reequilibrar mi cartera?

A: La frecuencia de revisión y reequilibrio de la cartera depende de su estrategia de inversión, las condiciones del mercado y las preferencias personales. Algunos inversores revisan sus carteras trimestral o anualmente, mientras que otros pueden hacerlo con más frecuencia. El reequilibrio generalmente se realiza cuando la asignación de activos se desvía significativamente de la asignación objetivo, lo que garantiza que la cartera se mantenga alineada con su perfil de riesgo y rendimiento deseado.

Q: ¿Puedo tener varias carteras?

A: Sí, puedes tener varios portafolios. Los inversores suelen tener diferentes carteras para diversos fines, como ahorros para la jubilación, financiación de la educación o estrategias de inversión específicas. Múltiples carteras permiten una mejor organización, personalización y gestión de diferentes objetivos de inversión y perfiles de riesgo.

Q: ¿Es necesario buscar asesoramiento profesional para gestionar una cartera?

A: Si bien no es necesario buscar asesoramiento profesional, consultar con un asesor financiero puede proporcionar experiencia valiosa, orientación personalizada y ayudar a tomar decisiones de inversión complejas. . Un asesor profesional puede ayudar con la construcción de carteras, la evaluación de riesgos y el seguimiento continuo, especialmente para inversores con conocimientos o tiempo limitados para dedicar a la gestión de sus carteras.

El rendimiento pasado no garantiza ni predice el rendimiento futuro. Este artículo se ofrece únicamente con fines de información general y no constituye un consejo de inversión.

¡Gracias por considerar Skilling!

Está a punto de visitar: https://skilling.com/row/ que es operado por Skilling (Seychelles) Ltd, bajo la Autoridad de Servicios Financieros Seychelles Licencia No: SD042. Antes de abrir una cuenta, lea nuestros términos y condiciones y contacte con nuestro equipo de atención al cliente para cualquier pregunta.

¡Gracias por considerar Skilling!

Está a punto de visitar: https://skilling.com/row/ que es operado por Skilling (Seychelles) Ltd, bajo la Autoridad de Servicios Financieros Seychelles Licencia No: SD042. Antes de abrir una cuenta, lea nuestros términos y condiciones y contacte con nuestro equipo de atención al cliente para cualquier pregunta.

Continuar