expand/collapse risk warning

El trading de productos financieros con apalancamiento implica un alto riesgo y no es apta para todos los inversores. Comprenda los CFD y evalúe su tolerancia al riesgo.

La inversión de productos financieros con margen conlleva un alto grado de riesgo y no es adecuado para todos los inversionistas. Por favor, asegúrese de comprender completamente los riesgos y tome las precauciones adecuadas para gestionar su riesgo.

Su capital está en riesgo.

Estrategias de Trading

Inversión en bonos: Lo que necesita saber

Inversión en bonos: un comerciante con traje camina por la calle preparándose para invertir en bonos

¿Alguna vez te has preguntado cómo las grandes empresas o los gobiernos financian sus operaciones? Una respuesta está en el mundo de la inversión en bonos. Los bonos son esencialmente préstamos otorgados por inversores a empresas, gobiernos u otras organizaciones a cambio de pagos regulares de intereses y la promesa de reembolsar el monto principal en una fecha posterior.

Esto los convierte en una forma de inversión popular y confiable para personas que buscan una fuente estable de ingresos o para aquellos que buscan diversificar su cartera de inversiones. Pero con tantos tipos diferentes de bonos disponibles y un mercado en constante evolución, puede resultar abrumador saber por dónde empezar. En esta guía, exploraremos los conceptos básicos de la inversión en bonos, incluido cómo funcionan los bonos, los diferentes tipos de bonos disponibles y los riesgos y beneficios asociados con invertir en ellos.

¿Qué son los bonos?

Imagínese esto: tiene una gran idea para un negocio, pero no tiene suficiente dinero para hacerla realidad. Entonces, usted decide pedir dinero prestado a los inversores y, como contrapartida de que ellos le presten dinero, se emite y entrega un bono por parte del prestatario.

En finanzas, los bonos son como IOUs que las empresas, los gobiernos u otras organizaciones utilizan para pedir dinero prestado a los inversores. Cuando compras un bono, básicamente estás prestando dinero al emisor a cambio de la promesa de que te devolverán el dinero con intereses durante un período de tiempo determinado.
Piense en ello como un elegante acuerdo de préstamo con una fecha de pago y una tasa de interés específicas. Pero lo que hace que los bonos sean únicos es que se pueden comprar y vender en los mercados financieros, al igual que las acciones. Esto significa que los inversores pueden comprar y vender bonos para obtener ganancias o gestionar riesgos.

Son una parte importante del ecosistema financiero porque permiten a las organizaciones recaudar dinero para grandes proyectos, como construir infraestructura o expandir su negocio. Y para los inversores, los bonos ofrecen una forma de riesgo relativamente bajo de obtener un flujo de ingresos constante.

Entonces, la próxima vez que escuche a alguien hablar de bonos, piense en ello como un [pagaré] financiero que puede ayudar a las empresas a crecer y brindar a los inversores la oportunidad de ganar algo de dinero extra.

¿Cómo trabajan?

Como ha visto, los bonos funcionan al permitir que organizaciones, como gobiernos o empresas, tomen prestado dinero de inversores mediante la emisión de bonos. El emisor promete devolver el dinero en una fecha posterior, junto con el pago de intereses para compensar al inversor por el uso de su dinero.

El tamaño de los pagos de intereses, también conocido como tasa de cupón, está determinado por varios factores. El primero es la solvencia del emisor, determinada por agencias de calificación crediticia como Moody's, Fitch y SPX. Estas agencias asignan una calificación crediticia al emisor, que refleja su capacidad para reembolsar el dinero prestado. Cuanto mayor sea la calificación crediticia, menor será el tipo de interés que tendrá que pagar el emisor para atraer inversores. Otro factor que determina la tasa de interés es el plazo del bono, o cuánto tiempo falta para su vencimiento. Los bonos con vencimientos más largos generalmente tienen tasas de interés más altas porque existe un mayor riesgo asociado con prestar dinero durante un período de tiempo más largo.

Además, las condiciones del mercado, como la inflación y los tipos de interés, también pueden afectar el tipo de interés de los bonos. Cuando la inflación es alta, los inversores exigirán tasas de interés más altas para compensar la pérdida de poder adquisitivo con el tiempo.

Tipos de bonos

Existen varios tipos de bonos, pero dos de los más comunes son los títulos de deuda pública y los bonos corporativos.

  1. Títulos de deuda pública: Son bonos emitidos por gobiernos o agencias gubernamentales, también conocidos como bonos soberanos. Las entidades emisoras pueden ser gobiernos nacionales, estados, ciudades u otras subdivisiones políticas. Los inversores compran estos bonos como una forma de prestar dinero al gobierno y, a cambio, reciben pagos regulares de intereses y el reembolso del principal cuando el bono vence. La solvencia del gobierno o agencia emisora es un factor clave para determinar la tasa de interés pagada a los inversionistas.
  2. Bonos corporativos: Son bonos emitidos por empresas para obtener capital. Cuando los inversores compran bonos corporativos, prestan dinero a la empresa y reciben pagos regulares de intereses y el reembolso del principal cuando el bono vence. La solvencia de la empresa emisora es un factor importante a la hora de determinar el tipo de interés pagado a los inversores.

Los bonos del Tesoro de EE. UU., también conocidos como bonos del Tesoro, son un tipo de título de deuda pública emitido por el gobierno de EE. UU. Se consideran una opción de inversión altamente segura debido a que cuentan con el respaldo de la total confianza y solvencia del gobierno de los Estados Unidos. Esto significa que los inversores tienen prácticamente garantizada la devolución de su dinero con intereses.

Por lo general, se emiten con vencimientos que oscilan entre 10 y 30 años y pagan una tasa de interés fija cada seis meses hasta el vencimiento. Los tres tipos más comunes de bonos del Tesoro estadounidense son:

  1. Letras del Tesoro: Son bonos a corto plazo con vencimientos de un año o menos. Normalmente se emiten a un precio inferior a su valor nominal y no generan intereses hasta que alcanzan su fecha de vencimiento.
  2. T-notes: Son bonos a medio plazo con vencimientos que oscilan entre 2 y 10 años. Hasta que alcanzan el vencimiento, ofrecen una tasa de interés fija cada seis meses.
  3. Bonos del Tesoro: Son bonos a largo plazo con vencimientos que oscilan entre 10 y 30 años. Hasta que venzan, ofrecen una tasa de interés constante que se paga cada seis meses.

Cómo negociar bonos

Negociar bonos puede ser una excelente manera de diversificar su cartera de inversiones y obtener un flujo constante de ingresos. Estos son los pasos básicos para intercambiarlos:

  1. Comprenda los conceptos básicos: Un bono es un instrumento de deuda que una empresa o un gobierno emite para recaudar dinero. Comprar un bono esencialmente significa que está otorgando un préstamo a la entidad que lo emitió. El emisor se compromete a devolverle el capital (la cantidad que prestó) con intereses en una fecha futura.
  2. Elija el tipo: Los bonos pueden ser emitidos por corporaciones, municipios o gobiernos. También varían en términos de vencimiento (el tiempo hasta que se reembolsa), tasa de interés y calificación crediticia. Debe elegir un bono que se alinee con sus objetivos de inversión y tolerancia al riesgo.
  3. Investigue al emisor: Antes de invertir en un bono, es importante investigar la salud financiera y la solvencia crediticia del emisor. Puede encontrar esta información en el prospecto del bono, que es un documento que describe los términos y condiciones del bono.
  4. Determinar el precio: El precio de un bono está determinado por la oferta y la demanda. Si hay más compradores que vendedores, el precio subirá. En el caso de que el número de compradores supere al de vendedores, el precio aumentará.
  5. Cómprelo: Una vez que haya elegido el bono en el que desea invertir, puede comprarlo a través de un corredor o una plataforma de negociación en línea. Deberá proporcionarle al emisor su información personal, incluido su nombre, dirección y número de seguro social.
  6. Mantenerlo o venderlo: Puede conservar el bono hasta que venza y cobrar los pagos de capital e intereses. Alternativamente, puede vender el bono en el mercado secundario antes de que venza. El precio que reciba dependerá de las condiciones del mercado y de la calificación crediticia del bono.

Riesgo y recompensa en el comercio de bonos

Los bonos ofrecen recompensas potenciales en forma de un flujo constante de ingresos, pero también conllevan ciertos riesgos, como riesgo de mercado, riesgo crediticio y riesgo cambiario. Si bien generalmente se considera que los bonos del Tesoro de Estados Unidos tienen un bajo riesgo de incumplimiento, el riesgo crediticio de los bonos corporativos depende de la estabilidad financiera del emisor.

Riesgo de mercado:

Esto se refiere a la posibilidad de que el valor del bono fluctúe debido a las condiciones del mercado, como las tasas de interés o la inflación. Los cambios en las tasas de interés pueden hacer que el valor del bono fluctúe, lo que puede resultar en una pérdida de capital para el inversionista.

Riesgo de cambio:

Surge cuando el bono está denominado en una moneda distinta a la moneda local del inversor, lo que genera pérdidas potenciales debido a cambios en los tipos de cambio.

Riesgo crediticio:

Se refiere a la probabilidad de que un emisor no realice los pagos de intereses o principal a tiempo o incumpla sus obligaciones de deuda por completo. La solvencia del emisor y la calificación crediticia del bono determinan el riesgo crediticio. Los bonos con calificaciones crediticias altas se consideran menos riesgosos y normalmente ofrecen rendimientos más bajos que aquellos con calificaciones más bajas, que se consideran más riesgosos.

A pesar de estos riesgos, los bonos ofrecen recompensas potenciales en forma de pagos regulares de intereses y la posibilidad de apreciación del capital. Los bonos con rendimientos más altos pueden generar rendimientos más significativos, pero normalmente conllevan un mayor riesgo. Por el contrario, los bonos con rendimiento más bajos pueden ser menos riesgosos, pero generan menos ingresos para los inversores.

BUND y TNOTE

BUNDs y TNOTEs son tipos de bonos gubernamentales emitidos por los gobiernos de Alemania y Estados Unidos, respectivamente. Ambas se consideran inversiones de bajo riesgo debido a la sólida solvencia crediticia de los respectivos gobiernos que las emiten. Puedes intercambiar BUND y TNOTE con Skilling hoy.

  • BUNDs son valores de renta fija con vencimiento de hasta 30 años y están denominados en euros. Son emitidos por el gobierno alemán para financiar su deuda pública y se negocian en la Bolsa Eurex, que tiene su sede en Alemania.
  • TNOTEs, por otro lado, son bonos del gobierno estadounidense con vencimientos que oscilan entre 2 y 10 años. Son emitidos por el Tesoro de Estados Unidos para financiar la deuda pública del gobierno y se negocian en la Bolsa de Comercio de Chicago (CBOT), que es una bolsa de futuros con sede en Estados Unidos.

Tanto los BUND como los TNOTE se pueden negociar utilizando Skilling, que es una plataforma de negociación en línea que ofrece acceso a una variedad de instrumentos financieros, incluidos bonos. Skilling brinda a los operadores acceso a datos de mercado en tiempo real, herramientas de gráficos avanzadas y una variedad de tipos de órdenes, lo que les permite tomar decisiones comerciales informadas. La plataforma también ofrece una gama de herramientas de gestión de riesgos, como órdenes de limitación de pérdidas, que pueden ayudar a los operadores a minimizar su exposición a pérdidas potenciales.

Conclusión

Comprender los conceptos básicos de la inversión en bonos es un paso esencial hacia la creación de una cartera de inversión diversificada. Podrían proporcionar estabilidad, ingresos y preservación del capital, lo que los convierte en una opción popular entre inversores de todos los niveles. Al conocer los diferentes tipos de bonos, sus características y riesgos, podrá tomar decisiones de inversión informadas que se alineen con sus objetivos financieros.

Sin embargo, la inversión en bonos no es un evento único. Requiere seguimiento y ajuste constantes para mantener un equilibrio óptimo entre riesgo y rendimiento. Por lo tanto, es fundamental mantenerse al día con la evolución del mercado y mantenerse informado sobre el rendimiento de sus inversiones.

¿Cuál es su estilo de trading?

No importa la circunstancia, conocer tu estilo de trading es el primer paso para el éxito.

Haz la prueba

No es un consejo de inversión. El rendimiento pasado no es indicativo de resultados futuros.

¡Gracias por considerar Skilling!

Está a punto de visitar: https://skilling.com/row/ que es operado por Skilling (Seychelles) Ltd, bajo la Autoridad de Servicios Financieros Seychelles Licencia No: SD042. Antes de abrir una cuenta, lea nuestros términos y condiciones y contacte con nuestro equipo de atención al cliente para cualquier pregunta.

¡Gracias por considerar Skilling!

Está a punto de visitar: https://skilling.com/row/ que es operado por Skilling (Seychelles) Ltd, bajo la Autoridad de Servicios Financieros Seychelles Licencia No: SD042. Antes de abrir una cuenta, lea nuestros términos y condiciones y contacte con nuestro equipo de atención al cliente para cualquier pregunta.

Continuar